sábado, 3 de agosto de 2013

Muchos se creen sabios y están cometiendo errores gravísimos


NO TODOS DEBEN HACERSE MAESTROS DE LA TORÁH

ya'akov (Jacobo) 3: 1-2
1 No muchos de ustedes se deben hacer maestros, mis ahim, puesto que saben que nosotros seremos juzgados más severamente.

2 Porque todos tropezamos de muchas maneras; si alguno no tropieza en lo que dice, es una persona madura y puede refrenar todo su cuerpo.

Muchos empiezan a conocer La Verdad y ya se creen sabios. Otros, por la ignorancia, siguen a estos falsos morim.

Estos que enseñan, la gran mayoría, siguen amando al mundo y las cosas del mundo ¿Cómo pueden enseñar lo correcto si el Amor de YAHWEH no está en ellos?

Reflexionen, piensen.

Una persona para poder enseñar Toráh tiene que haberse apartado del mundo, vivir solamente para YAHWEH y para trabajar para ÉL.

Por otro lado, ya'akov (Jacobo), en la Reina-Valera, Santiago, deja muy claro que a quien se los está diciendo es a los ahim (hermanos), no a las ahoiot (hermanas). 

Entonces vemos con total claridad que las mujeres no pueden enseñar.

Les recuerdo que Las Verdaderas Enseñanzas están inspiradas por el Ruah HaKodesh, con lo cual, una persona que sigue amando al mundo y las cosas del mundo no tiene el Ruah de YAHWEH.

RENUNCIAR AL MUNDO

yohanán alef (1ª Juan) 2: 15
No amen al mundo ni las cosas del mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él;